sábado, 27 de septiembre de 2008

Día 4: Conciertazo

-Etapa: León- Rabanal del Camino
-kms:66.36
-kms acumulados: 266.4
-velocidad media: 14,6 km/h
-velocidad máxima:57,2 km/h
-tiempo pedaleando:4h, 31´32"

Como ya adelante anteriormente, el despertar, si se puede llamar asi fue terrible, después de toda la noche roncando, los peregrinos de a pie, ya se habían largado, librándose del rapapolvos que el resto teníamos pensado echarles, pero bueno, esperábamos y teníamos la confianza de no volver a coincidir con tales ronquidos. Una vez asumido que debíamos salir del albergue, comienza zafarrancho de combate y como buenamente podía cada uno se iban recogiendo todas las cosas, así que a montar las alforjas y...pufff lloviendo, saca impermeable, bolsas, guarda el resto...pero bueno animo que solo es agua y ya se secara, quien dijo eso...derrepente se empezó a levantar viento de tal forma que los primeros 25 kms se hicieron a una media de 12km/h y todo ello era empeorado por la malísima salida que tiene León.

Antes de salir del todo de la ciudad y dejarla atrás, visita al Parador nacional de San Marcos, que el día anterior no lo había hecho al estar de camino del día siguiente y demasiado lejos del albergue. Comienzo a seguir las flechas amarillas y me conducen hasta la salida que se hace por un polígono de naves industriales, un poco feo, pero por lo menos iba resguardado del aire. Cuando ya he dejado la ciudad atrás, para en una gasolinera para comprobar la presión y es allí donde me pasan Padre e Hijo, acompañados por otro ciclista, Manu, de Viana, a los que me uno rápidamente para intentar refugiarme con ellos del viento.

Después de 25 kms decidimos parar a tomar algo calentito, ya que el aire nos había dejado muy rápido muertos de cansancio y de frió.

La etapa de hoy no tendría grandes subidas ni pendientes, seria mas bien un ascenso continuo y aunque el tiempo hacia que el día no fuera muy apetecible , termino por cuajar en una mañana con nubes y claros, dejando aparecer el arco iris de vez en cuando. Nos fuimos cruzando con muchos bicigrinos y justo cuando llegamos a Hospital de Órbigo nos cruzamos con un bicigrino madrileño, Luis, que venia desde Madrid solo y que tenia una pequeña avería. En Órbigo paramos a sellar en un albergue precioso y además paramos en su famoso puente para la foto de rigor.

Continuamos y tras decidir no hacer el desvío, seguimos por un sendero que va paralelo a la carretera, entre arboledas y arbustos, que tras un rato de pedaleo nos conduce hasta Astorga, que nos recibe con su entrada en cueston del quince...ofu hijo...!!!Una vez allí sellamos, para tener constancia de nuestro paso y tras dejar a Manuel (padre) y Álvaro (hijo), Manu, el de Viana y yo seguiriamos adelante para llegar hasta rabanal del camino, ya que preferiríamos afrontar el primer puerto de montaña con las piernas bien frescas. Pero todavía no habían acabado las sorpresas... A 7 kms del final de etapa, en el bar Cowboy, un tanto extraño el bar... nos cruzamos con Alex, que estaba tomando algo caliente para pasar el disgusto de haber perdido su cámara de fotos, así que tras unos minutos de charla decide dormir con nosotros hoy, por lo que llegaríamos los tres juntos hasta Rabanal.

Una vez allí, teníamos la misión de devolver una crendencial a un peregrino a pie de australia, pero no lo conseguimos ya que habia pasado por Rabanal mucho antes que nosotros.

Una vez que paramos, buscamos albergue y decidimos quedarnos en el refugio Gaucelmo, que era de la Confraternity of St.James de Londres o algo asi leyó Manu en su guía... El pueblo era algo fantastico, dos restaurantes, una mini tienda,tres albergues y dos pensiones, tod para 54 habitantes...jajaj!!le pueblo estaba formado por dos calles, la calle principal, y otra que la cruzaba en la mitad, por lo que se llamaba la calle del medio...jejej!! El albergue parecía recién restaurado y lo que mas disfrutamos aparte de la compañía de otros peregrinos fue la chimenea, donde pudimos, leer,escribir e incluso cantar... aquí os dejo algunos ejemplos de lo que hicimos esa noche,




que para mi fue una de las mejores y donde mejor ambiente encontramos!! mis mas sinceras GRACIAS al tuno de Madrid que allí estaba( por si lees esto algún día).

Apesar del vino y del cachondeo, era hora de dormir, por lo que la crónica de hoy llegara hasta aquí.

3 comentarios:

Manu dijo...

Eihh!,
Día duro en lo metereológico pero con un buen final. A ver si se ve el madrileño en Youtube, jeje.

Que frío hizo en ese pueblo, se notaba ya la altitud.
Por cierto Nacho, estaba yo equivocado, los hospitaleros eran de la Confraternity of St.James de Londres.

Saludos desde Navarra.

Naxo dijo...

ok, Manu ya está corregido, gracias por el detalle!! un abrazo!!

Anónimo dijo...

[url=http://cialisonlinehere.com/#gzwek]cialis online[/url] - buy cialis online , http://cialisonlinehere.com/#gydao cialis without prescription

¿LLegaremos a Santiago?