lunes, 1 de septiembre de 2008

De Sevilla a Burgos...

Bueno, el autobús lo cogí alas 8:30 de la tarde, pero por poco...no es que llegara tarde , ya que yo estaba allí, y parte, gran parte de mi familia a las 8:00, parecía que me iba a la guerra, solo faltaban los pañuelos blancos...jejeje!!pues eso, que lo de por poco es porque casi no entro en el bus, el chofer decía que las maletas tenían preferencia, pero como es normal le respondí que yo el billete lo saque avisando a la compañía de que iba a llevar una bici y que por lo tanto ese no era mi problema, que si no, no me hubieran vendido el billete...pero nada después de un rato ordenando maletas y de mi padre tirando de la bici de un lado para otro,gracias, conseguimos meter la bici, pagando con ello 20 eurazos, que ya estra bien por el trasporte de la bici y por lo tanto yo subir en el bus, aunque eso tenia mas bien pinta de una lata de sardinas, no por solo lo apretado que íbamos todos, sino porque ahí había personas de todo tipo, (como ha demostrado el reciente estudio sobre las latas de sardinas...)
El viajecito promete, me siento al lado de un burgalés, que trabaja en jerez y que va a pasar unos días con la familia, el hombre muy simpático y la verdad que nos entretuvimos mutuamente dándonos algo de conversión,al lado dos mujeres marroquíes, que no es racismo ni na´pero no te veas como rajaban, parecían metralletas!!!y bueno, después de casi 12 horas de viaje y de al menos 4 paradas que yo recuerde para necesidades varias y recogía de mas pasajeros, que no se donde se meterían...he llegado a Burgos, y nada mas llegar forro polar y pa´casa de mi tía Pili y mi tío Pedro, que estarían ya los dos despiertos esperándome con el desayuno listo, que gracias a la cena de mi madre,no podría tomar ya que llegue con el estomago hecho trizas, si es que el chorizo ese de Salamanca es muy fuerteeeeeeeee!!que últimos 160km mas malos... pero gracias a dios mi estomago empieza a recuperarse, esperemos que para mañana este en perfectas condiciones.
Como nota a tomar en cuenta nada mas bajar del autobús y montar las alforjas me doy cuenta de que una de ellas tiene una correa rota, con lo cual nada mas apretarlas,paff!!, se ha terminado de romper, así que me despido que voy al decarton de las narices para haber si consigo que me las descambien...ya os contaré...

1 comentario:

jo6antonio dijo...

suerte campeón

¿LLegaremos a Santiago?